Skip to content

Meet the team

Dirk De Wilde
Una mirada a los 20 años de Lesterius

No sé qué tecnología o lenguaje informático se utilizará dentro de veinte años, pero sí sé que seguirá tratándose de la interacción con el cliente, de buscar soluciones juntos. Glenn Vercnocke y Koen Van Hulle llevan veinte años trabajando para Lesterius. Con motivo de este aniversario, miran hacia atrás, y también hacia adelante, el futuro de la innovación en el lugar de trabajo.

Ambos son expertos en la plataforma Claris FileMaker. Glenn Vercnocke es Consultor de Transformación Digital y, según sus propias palabras, era un “programador de desván” hace 20 años cuando empezó en SHpartners (el predecesor belga de Lesterius). Koen van Hulle es director de la unidad de negocio (responsable del alojamiento) y trabajó hace veinte años en una empresa que fue adquirida por SHpartners tras una quiebra. Esa absorción hizo que la empresa se duplicara, pasando de cinco a diez empleados.
En aquella época, SHPartners ni siquiera tenía oficinas propias. No era necesario, trabajábamos en las instalaciones de los clientes. Nos reuníamos en un aparcamiento de la autopista y nos dirigíamos juntos al cliente, para trabajar en la sala de reuniones o así. A veces teníamos que pedir a los clientes que se movieran un poco para poder sentarnos también”, dice Koen. Glenn añade: “Tenía toda una bolsa de cables para todo tipo de equipos periféricos, el wifi no existía entonces. Apenas había Internet. Sólo podíamos leer el correo en casa”.
Los proyectos de entonces eran diferentes a los de ahora. Eran muy limitados, el cliente nos pedía que le hiciéramos facturas o presupuestos, aplicaciones sencillas. Era muy técnico. Nosotros éramos los gurús, como lo era antes el “Señor Doctor”. Ahora es mucho más una interacción. Buscar una solución junto con el cliente. La tecnología es ahora más bien una preocupación secundaria.
Fuimos pioneros. Hace veinte años, muchas cosas se hacían todavía en papel. El hecho de poder automatizar procesos repetitivos no era evidente entonces.

Crecer con los clientes
Los clientes tenían necesidades tecnológicas, como la transición del franco belga al euro. Por eso acudían a nosotros. Y cuando estábamos en las instalaciones del cliente, empapándonos del ambiente, podíamos identificar y resolver sus problemas. También crecimos como empresa con nuestros clientes.
Nunca hicimos ventas difíciles. Una vez que hay confianza, las preguntas surgen de forma natural. Un error que se comete a menudo en el mundo del software es pensar que una solución debe estar “terminada”. Eso no es así. El software debe adaptarse a lo largo de los años. Escribir software es una búsqueda continua. Y funciona bien cuando el cliente está sentado a tu lado, entonces te das cuenta de dónde se atasca.
Dentro de Lesterius hay, por supuesto, personas con perfiles diferentes, unas más orientadas a la técnica y otras más orientadas a los proyectos. Para Koen y Glenn, el cambio de “técnico” a “consultor” se produjo sin problemas. Glenn: “Simplemente te metes en el asunto. Resuelves un problema y luego te piden que resuelvas otro. Me siento como en casa con mis clientes. Conozco a mis clientes mejor que a mis colegas, mis clientes son mis colegas más cercanos”. Koen: “Tengo más equipos fuera que dentro de Lesterius. Es una variedad apasionante. Además, la solución a un problema no siempre es un software adicional.
Esta forma de trabajar requiere, por supuesto, que el cliente tenga una actitud diferente a la del software “plug and play”. Es un ejercicio muy bueno tener que explicar tu flujo de trabajo a una persona ajena. Te ayuda a conocerlo y entenderlo mejor. Al dar un paso atrás, el cliente ve la necesidad del cambio. Como persona ajena a la empresa, tenemos una ventaja. Además, entramos en contacto con todo el mundo en una empresa. Por ello, a veces somos los que más conocimientos tenemos de todos.
El sistema de búsqueda conjunta de soluciones, de “cocreación”, requiere esfuerzos por parte del cliente. La regla general es que el cliente tiene que dedicar al proyecto el doble de tiempo que Lesterius. Interrogar a todo el mundo, hacer pruebas, … Por lo tanto, hay que dar al cliente el espacio suficiente para interpretar su parte.

Comunidad Claris
Especialmente en el mundo de las TIC, 20 años de fidelidad a la misma empresa es bastante excepcional. Glenn y Koen dan dos explicaciones: variedad e impacto. Variedad porque, como consultor, trabajas para los clientes más diversos, y puedes llevar las experiencias de un cliente a otro. Impacto porque ves las consecuencias concretas de tu trabajo, los proyectos llevan a resultados visibles.
Koen y Glenn han cambiado y crecido junto con Lesterius. La tecnología sigue cambiando, cada vez es más posible, y también se vuelve más compleja. Por eso es importante poder contar con una amplia base y con colegas competentes.
La principal diferencia entre una empresa de software y Lesterius es que ellos hacen software, mientras que nosotros buscamos una solución. He visto bastantes “aplicaciones” que son tecnológicamente geniales, pero que no ofrecen ninguna solución real. 

You might find these articles interesting too

Conoce al equipo: Adrian Pellus

Meet the team

ProgramDesign se une al Grupo Lesterius.

Comunicación

Firmar contratos con confianza

Developer Notes